• Queridos Hermanos y Hermanas,

    A medida que la humanidad está entrando dentro de un nuevo ciclo, es muy importante de dar la bienvenida a las nuevas energías que vibran con el Corazón. La Pirámide de Luz ha sido desde el principio espiritualmente reguiada como un catalizador en este proceso tanto a nivel individual como colectivo. A través de nuestra unidad espiritual, todos nosotros podemos apoyar la transformación de la Tierra hacia más amor, luz y curación para todos los seres vivos.

    Rev. Alex Orbito
    Presidente
    Piramide de Luz Fundacion

Historia

La historia comienza con un niño pobre llamado Alex Orbito, que vivía en una zona remota de Filipinas y que soñaba constantemente con una Pirámide. Aunque él no había visto ni oído hablar de las Pirámides de Egipto, toda su vida fue impulsada por esta poderosa visión: una Pirámide llena de Luz radiante conectando a todos y cada uno con la fuente divina.

Este niño creció para convertirse en el Reverendo Alex Orbito L., un sanador espiritual de renombre mundial cuya reputación y capacidades de curación se extendió rápidamente en todos los continentes. Numerosos libros científicos, holísticos y espirituales, artículos y documentales filmados han sido dedicados a él y a su misión de curación. Su trabajo ganó mayor reconocimiento cuando la actriz y escritora Shirley Mclaine describió sus experiencias personales y su cambio de vida con Alex Orbito en su libro “Yendo Dentro”. Solicitado por una amplia gama de personas, incluyendo jefes de Estado y celebridades, el sigue humilde pues se da cuenta que es sólo un instrumento del poder de Dios.

Hasta la fecha, ha viajado a más de 70 países en el mundo, habiendo tratado más de 1 millón de personas que buscan su ayuda a través de la sanación espiritual. Hace varios decenios, el Reverendo Alex Orbito recibió guía espiritual para buscar una cueva sagrada en cuya entrada tropezó en 1967. La cueva de Santo Rosario más tarde se convirtió en un lugar donde el Reverendo Alex Orbito trajo a grupos de personas para la contemplación, la meditación y el bautismo, especialmente el Viernes Santo.

Durante todos estos años, muchos visitantes han recibido guía espiritual dentro de la cueva, sintiendo claramente la presencia de seres de Luz y recibiendo mensajes, especialmente del espíritu llamado “Dama Blanca” o la “Señora de la Luz”. Durante estas visitas la “Dama Blanca” pidió reiteradamente al Reverendo Alex Orbito construir una Pirámide de Luz muy cerca de la cueva sagrada para permitir que su Luz sea difundida a través de la Tierra. Por esta razón la Fundación de la Pirámide de Luz fue fundada en Filipinas en el ano 2006 para crear una base no lucrativa y humanitaria para los trabajos de construcción al servicio de reinos superiores. El año 2009 marcó el inicio del punto de partida de la Pirámide de Luz y durante el Viernes Santo, bajo la luz de la Luna Llena, los participantes caminaron en una Procesión de Luz desde la Cueva Sagrada a los alrededores. Cada participante colocó una velita blanca en el suelo, juntos marcamos una Pirámide de Luz formando un corazón gigante.

Durante ese mismo año se formó el Equipo de Diseñadores Divino (equipo DD), un grupo diverso de 4 expertos de diferentes continentes, culturas y profesiones que no se conocían de antes. Sus competencias resultaron ser muy complementarias y juntos diseñaron la Pirámide de Luz combinando la guía divina con la geometría sagrada, geo-biología, eco-experiencia local y tecnología de arquitectura moderna.
La fase de construcción real comenzó en Abril de 2011 después de la firma del contrato con los constructores y arquitectos socios locales. Una tarea extremadamente difícil se avecinaba: construir la Pirámide de Luz en un área de bosque de difícil acceso, con,una agenda apretada de 6 meses durante la temporada de lluvias, equipos de voluntarios multilingüe y multicultural, toma de decisiones colectiva y un presupuesto limitado de donaciones.
Durante esos meses intensos frente a todo tipo de obstáculos, la Dama Blanca estuvo repitiendo el mismo mensaje:


Si sois UNO en luz y amor, todo es posible

Con gratitud a la omnipresente guía divina y el trabajo unificado y desinteresado de los muchos equipos voluntarios de todo el mundo, la Pirámide de Luz fue terminada justo a tiempo para su inauguración el 11.11.11.